Inicio

31 de Marzo de 2007

Destripando películas: Hoy, '300'

He vuelto al cine, a ver '300', la película basada en el tebeo de Frank Miller (el de 'Sin City'), que a su vez está basado en la historia de la singular batalla entre espartanos y persas en el paso de las Termópilas. Tengo que confesar que como había visto ya los poderosos y jevis trailers, he ido a verla con un poco menos de espíritu crítico, pues los anuncios son un ejemplo de cómo se debe vender un flin y crear expectativas a la parroquia friki antes de rodarse casi.

Es muy bonita, los colores son preciosos, la imagen permanentemente oscura y cobriza, los muñecos espectaculares, la historia entretenida. Y aquí se acaba el peloteo a la empresa, seguidamente paso a destriparla como dios manda. Haberme pagao.

Espartanos repartiendo 300 hostias

Ya sabíamos que Esparta, una de las ciudades-estado griegas de antes de la aparición de Chus el Jipi y el cristianismo, etc., no era precisamente un sitio tranquilo, que cuando un niño nacía débil lo tiraban por un barranco, que si patatín, que si patatán, pero hombre, de ahí a presentarnos de golpe y sin más ni más que ese sitio era el paraíso gay por excelencia y que los tíos tienen todos más chocolatinas marcadas en los abdominales que los pavos del concurso de mister España, hombre, eso se avisa. Uno iría con otra preparación, que sale Uno del cine mirándose en el espejo y con la moral tirando a bajilla. Hasta me planteo dejar el alcohol y meterme en un gimnasio a castigarme un poco, fíjate cómo de mierda te sientes tras ver a centenares de chorbos que parecen geypermanes enseñando los braguines paqueteros y repartiendo estopa virilmente. ¿Cómo va a ligar Uno después de esto? Pues de ninguna manera, claro. Las niñas salían del cine creyendo que eso que tienen éstos en la barriga viene de serie en los varones normales. Craso errooooor, criaturas angelicales, hacedme caso, esto es una película, una mentira, y las barrigas normales de los hombres normales tienden a la curva cervecera, no a eso que habéis visto. Mucho Photoshop veo yo ahí, o será la envidia o yo qué sé.

La cosa es que llega un negro chuleras en nombre del dios de Persia a decirles a los espartanos que se rindan y tal, pero claro, dos gallos en el mismo corral como que no, y entonces el rey de Esparta le pega una patada y lo echa a un agujero muy hondo. Mal rollo, pues unos tíos feos que viven en lo alto de un cerro y que saben bastante le dicen a su rey que ni mijita de declarar guerra, que es la feria del pueblo. Total, que coge el rey Leónidas y se va pa la guerra por su cuenta con 300 madelmanes buenorros a pegarse de hostias con el enemigo chungo en un sitio estrechillo a tomar por culo de su casa y que, gracias a su astucia, impedirá el paso hacia Europa del impresionante ejército persa (aunque yo creo que en realidad son los moros y cristianos de Alcoy) comandado por Jerjes, un drag queen de voz cavernosa que, montado en una carroza del carnaval de Tenerife, tiene más piercings e hierros en el cuerpo que Robocop y menos habilidades sociales que los vecinos de Puerto Hurraco.

Pues en media hora se cargan estos espartanos a todos los muñecos de la señorita Pepis persas que se les ponen delante, con sus trajecitos guais y su canesú. También tienen mounstruos, elefantes, bicharracos con cuernos, traidores deformes y toa la pesca. Pero todos cascan ante la sabiduría militar de Leónidas y sus coleguitas del gimnasio.

Luego uno más feo que pegarle a un padre los traiciona y mueren todos los buenos acribillados por las flechas persas, no sin antes demostrar que los asiáticos son feos y tontos como ellos solos, pero muchos. Aaaaay, amigo, eso es lo peor, que Dios ayuda a los buenos cuando son más que los malos, y no es el caso.

En fin, que el tío que inventó el programa informático de simulación de la sangre chorreando sa forrao, eso fijo, porque cabecitas cortadas, ojos saltados y tíos atravesados por lanza salen como pa alicatar el cuarto de baño de cualquier concejal de Marbella. Entre medias, la reina de Esparta tiene que pasar el marrón de defender la honra de su esposo, un pastel, puesto que los viejos guais no quieren guerra.

Mira, en mi vida he visto la gente saliendo del cine tan caliente como en esta peli, claro, tanto tío medio en pelota, tanta demostración de honor, fuerza, valentía y sacrificio, tanta arenga patriótica y militar pa ná. Si al final mueren, coño, si ya se sabía. Los actores, medio desconocidos todos, un diez. El de los efectos especiales, un once. ¿Que no sabes seguro de qué palo va tu sexualidad últimamente? Pues te metes en esta película y te aclaras, porque es imposible ser imparcial ante este desfile de follapavas medio en pelota. Aviso: me siguen gustando las mujeres, pero tanto Mr. Proper musculoso me ha hecho ver la luz, y a partir de mañana ni el chopped ni las papas fritas entran en mi casa.


Otros destripamientos:
[ Una historia verdadera ]
[ El fuego de la venganza ]
[ Piratas del Caribe. El cofre del hombre muerto ]
[ Poseidon ]
[ Flores rotas ]
[ La isla ]
[ Rey Arturo ]
[ Match Point ]
[ Cuando menos te lo esperas ]
[ Closer ]

Trapo | Enlace permanente | Categoría: Ver

Comentarios

jaja, qué bueno!! ¡qué manera de comentar las pelis! Deberían echar el trailer al "estilo Trapo" jajaja!!!

Escrito por Amethyste a las 31 de Marzo 2007 a las 11:32 AM

Je,je me temía algo así,la voy a ver esta noche,aunque tengo la ventaja(o desventaja) de haber leido el cómic hace años,veremos qué pasa.

Escrito por julkillo a las 31 de Marzo 2007 a las 06:10 PM

Gracias, gracias! Me has ahorrado la pasta gansa de la entrada!
:-)

Escrito por carmen a las 31 de Marzo 2007 a las 09:51 PM

Una crítica sensacional. Casi me parto el pecho de risa. Lo del "desfile de follapavas medio en pelota", para enmarcar ;-D

Escrito por Freelance a las 3 de Abril 2007 a las 11:03 PM

Jajajajajaja hombre, qué chido te revientas las pelis. Yo acabo de verla con mi novia, y cuando vi a los méndigos espartanos con sus piedras en la panza, salió de mí un "aaaaay por favor! si no eran así!" jajajaja, la pura envidia pues.

Bueno, saludos desde México.

Escrito por jpax a las 5 de Abril 2007 a las 11:31 AM

Me he reído con tu descripción (léase, destripamiento) y no te falta razón en lo que dices. Yo de Carmen me gastaría el dinero en la entrada porque pocas veces se tiene la oportunidad de disfrutar de charcutería masculina tanta calidad. Aunque tenía claro cual era mi palo antes de entrar a ver la peli, reconozco que salí más hembra que nunca. Lo del chopped y las papas fritas se puede compaginar con un buen maquillaje corporal. Al fin y al cabo los espartanos no se ven más que en el cine ;-)
Un saludo,

Escrito por sonámbula a las 7 de Abril 2007 a las 01:06 AM

muy buena descripcion de la peli,ja ja ja ja,me a encantado

Escrito por espartano a las 7 de Abril 2007 a las 07:55 PM

a partir de ahora antes de ver una peli leeré tus destripamientos, me parto, de esos hago yo cuando voy a una peli de tias buenorras ( que todo eso tampoco viene de serie, sino más bien de catálogo de cirujano, que conste!)suerte con la operación tableta de chocolate ( pero del negro que engorda menos :-P)

Escrito por coletas a las 13 de Abril 2007 a las 11:17 AM

nunca mejor explicada. Yo me la bajé del emule, que ya la tenían hace un mes en versión screener. No hay forma de que los ponga esto a mis alumnos, porque no hay por donde cogerla, pero ya la habían visto todos por su cuenta. A las niñas lo que no les mola es tanta salsa de tomate. Mi novia dice que comentes algo de los diálogos si tal.

Escrito por Pistacho a las 12 de Junio 2007 a las 02:32 AM

Totalmente de acuerdo. Si están buenorros, están buenorros.

Curiosidad: El director de la peli hizo las mismas horas de gimnasio que los actores.

Ya les gustaría a algunas (y algunos) ser director. :P

Escrito por Enhea a las 21 de Junio 2007 a las 12:42 AM
Escribir un comentario









¿Recordar informacion personal?






Atención: Mete (con perdón) el código de seguridad para comentar: